10 abr. 2011

No es un final feliz, tan solo es un final.

¿Sabes cuál fue mi error? Mirar lo de ayer con los ojos de hoy. No puedo querer que las cosas sean igual cuando yo ni siquiera soy la misma. No puedo reciclar nuestros besos. Y no puedo creer en un nosotros que nunca existió.

Lo nuestro debió quedarse allí, en el primer día que decidiste no volver. Nunca debí esperarte, nunca. Pero mi nunca tiene el mismo valor que el tuyo, "nunca volveré", y cuando conseguía reparar los restos que dejabas de mí, volvías a desorganizar mi mundo.

Pero ya no puedes hacerlo. Por qué apenas te recuerdo, solo tengo grabada tu imagen mirándome, con tu despreocupación, tu pasotismo, tu frialdad,... mientras yo me apagaba poco a poco en tus narices. Así que ya no habrá más partes, ni verdades a medias, ni amor manoseado, ni nada de nada, por qué ya no eres nada


Has conseguido lo que querías querer, felicidades. 

28 comentarios:

  1. Sabes? Me gustaría poder decir que siento lo mismo que explica esta entrada, pero a veces la línea que separa la teoría de la práctica da igual de qué grosor sea, simplemente me gustaría encontrarla.
    Tenía muchas ganas de volver a leerte, y como siempre, no me ha defraudado.

    Un beso azul :)

    ResponderEliminar
  2. puede que de esta forma sea mejor. siempre llega un día que se olvida, que queda esa imagen "perfecta" de él, ahí parado observando, pero siendo sólo una imagen. Y una imagen, esta clase de imagen, es verdad, no es nada. :)

    ResponderEliminar
  3. Has salido ganando, sin duda... Mejor sola que estar con alguien así...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Las cosas no siempore acaban como nos gustaria, pero hay que saber vivir con ello
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Piensa que quizá te has librado de una buena cantidad de dolor ;)
    Un abracísimo :)

    ResponderEliminar
  6. Con el tiempo estaras feliz de olvidarle y no esperarle mas :)

    Bss

    ResponderEliminar
  7. Cuántas veces me he dicho a mi misma ésto. Y al final desorganizó mi vida las veces que le dió la gana, hasta que ya no había más que romper, porque ya estaba todo roto.

    Bonito texto.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. No se dan cuenta del daño que hacen al volver, y es que cuesta tanto cerrarles la puerta...
    un beso!

    ResponderEliminar
  9. Jolín, qué duro suena esto...
    No dejes q nadie desorganice tu mundo, solamente tiene q ser parte de tu mundo...
    Besoss!!

    ResponderEliminar
  10. Esa es la actitud, pero nunca nunca cierres las puertas de tu corazón, deja que el tiempo decida cuándo y quién.


    (sete.echabademenos)

    ResponderEliminar
  11. Joder, que tremendo!! parace que la Primavera nos está afectando al revés...

    Besos despistados

    ResponderEliminar
  12. ¡Amén!

    Segundas partes nunca fueron buenas, y lo creo tanto como que soy un desastre. Pese a ello muchas veces -yo incluída- nos empeñamos en ello.
    ¿Por qué somos tan sumamente anormales que esperamos lo que nos hace daño? A veces nos considero adictos al dolor; nos hace sentir más vivos que las alegrías, irónico pero cierto.

    ResponderEliminar
  13. Menudo golpetazo! Pero seguro que sabrás reponerte y la primavera te dejará campos para germinar. Un abrazo gordo!

    ResponderEliminar
  14. pero parece ser, que ya no hay vuelta atrás..
    A veces nos empeñamos en creer que cuando vuelve alguien que ha estado en nuestro pasado las cosas van a ser maravillosas, cuando lo único que hacen es descolocarnos completamente..

    ResponderEliminar
  15. Cambio de caratula también, eh! Menos mal que has dejado la foto de "Domingo astronómico"... ;)
    J´aime Paris!
    Bisous!

    ResponderEliminar
  16. Ojalá fuera tan fácil para mí hacer lo que tú dices (:

    ResponderEliminar
  17. hola! me ha encantado tu blog y respecto a este texto, como ya ha dicho alguien de arriba, es mejor estar sola que mal acompañada. No merece la pena estar esperando a alguien así.
    En fin, espero que pronto este bien.
    Un besazo y te sigo sin duda!

    ResponderEliminar
  18. El pasado es mejor dejarlo atrás, aunque duela.

    ResponderEliminar
  19. para qué querer a una piedra que te impide avanzar?
    :)

    ResponderEliminar
  20. es complicado cerrar algunas puertas...
    bonito post...

    ResponderEliminar
  21. Parece que después de recordarle a cada instante, de darle miles de sentidos a vuestros besos, de haber dejado la puerta abierta durante miles de noches... algo te ha convencido de que quizá vuestra historia era solo tú historia con él como protagonista; lo malo es que no era un príncipe, lo bueno es que tu cuento no ha hecho nada más que empezar
    Espero no haberte despertado con mi comentario

    ResponderEliminar
  22. Pues sí que me has tocado la fibra... hay que ver con los ojos de hoy, del presente instante, ni ayer ni mañana.
    Sabia actitud, y la decisión la que toca, aunque pique.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Si tenía que acabar sería lo mejor.
    El tiempo hace el resto :)

    ResponderEliminar
  24. Es difícil terminar las cosas, incluso creo que ese texto indica que no están terminadas. No están terminadas hasta que no miras para atrás y no sientes nada lo suficientemente fuerte como para odiar o amar. Besines.

    ResponderEliminar
  25. yo creo que si crees en algo, se crea. Dónde está la línea que separa el siempre del nunca? las limitaciones no las ponen los demás, nos las ponemos nosotros.. se puede pensar que alguien ha terminado una relación y hundirse en ello o creer que nunca empezó y sentirse un poco mejor, depdne del ojo con que lo mires

    ResponderEliminar
  26. me pasa algo parecido, y siempre digo que lo tengo superado pero se que una palabra alcanza para volver a desarmar todo eso que planeamos para que salga todo como esta calculado. sabemos que si todavia escribes sobre ello es porque en el fondo, todavia tenemos eso, adentro.

    ResponderEliminar
  27. A mi me paso algo parecido pero sali ganando. Creo que alguien asi no se merece ni que le recordemos, pero siempre quedara ese gusanito y no es malo es simplemente un recuerdo de lo que un dia nos hizo felices y eso yo lo conservo y no quiero perderlo. un beso

    ResponderEliminar

¿Tiene alguna sonrisa para mí?