5 mar. 2012

Hasta quedarnos sin aliento

Porque tú me enseñaste una vez que existimos mientras alguien nos recuerde, y yo te recordaré siempre.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tiene alguna sonrisa para mí?